SALTA : Urtubey inicia el diálogo político

Empieza hoy con Salta nos Une; la semana que viene: UCR, PRO y Partido Obrero
Hoy comenzará, a primera hora, una ronda de diálogo político convocada por el gobernador JUAN MANUEL URTUBEY.

La serie de encuentros se iniciará con los principales representantes del Frente Salta nos Une, que participara de las elecciones de 2015. Fueron invitados Juan Carlos Romero, Gustavo Sáenz, Guillermo Durand Cornejo, Alfredo Olmedo, Ricardo Villada, Ricardo Gómez Diez, entre otros.

Para la semana próxima la agenda incluye una reunión con dirigentes de la Unión Cívica Radical; también serán convocados los representantes del PRO y, en otra reunión, los del Partido Obrero.

Con esta convocatoria Urtubey concreta su anuncio del 1 de abril ante la Asamblea Legislativa.

El objetivo de este “diálogo político” consiste en analizar y discutir la realidad de la provincia, tanto en el orden social como en cuanto a perspectivas económicas y también acerca de la situación política. Se descarta que el diálogo pueda traducirse en un documento, y mucho menos en un acuerdo electoral. Solo se busca, se informó, establecer las bases de “un consenso democrático” entre las distintas fuerzas de la provincia.

El ministro de Gobierno, Juan Pablo Rodríguez, informó que la primera reunión se realizará en la Sala de Gabinete de la Casa de Gobierno, y participará también el vicegobernador Miguel Isa. “La iniciativa tiene por objeto escuchar la posición de los diferentes sectores políticos sobre diversos temas, con interés fundamental para la provincia, por lo que la agenda será abierta”, indicó el funcionario.

La reunión comenzará en la Sala de Gabinete a las 8.15 y a las 8.50 se permitirá el ingreso de fotógrafos y camarógrafos. Posteriormente se ofrecerá una conferencia de prensa.

Entre los objetivos enunciados por Urtubey ante la Asamblea Legislativa se destacan los de “fortalecer las instituciones de la democracia y el sistema republicano”; procurar la mayor independencia del Poder Judicial a través de “la autarquía financiera y adecuaciones que aseguren la estabilidad de los magistrados”. En la oposición existen expectativas para que la reforma abarque también una revisión de la representación parlamentaria, para que el número de legisladores sea consistente con los votos obtenidos por los partidos.