Funcionaria de “Cambiemos” iría a juicio por administración fraudulenta de la Cooperativa de su pueblo

Se trata de María Cecilia Carrizo designada por el Ministerio de Desarrollo Social en el organismo que debió y debe fiscalizar a esa Cooperativa, entre otras.

Quilino es una pequeña localidad cordobesa, distante a 150 km de la ciudad capital, conocida por ser una zona rica en sales para alimentar cabritos, y por sus exquisitas mandarinas. Un pueblo chico, habitado por gente trabajadora y de bajos recursos, donde una banda de corruptos, bajo el paraguas político de la Unión Cívica Radical, llegó para robarse lo que había.

Hoy, los quilinenses se miran sorprendidos. Tras una larga etapa preparatoria de instrucción, la Justicia se encuentra en condiciones de elevar a juicio la causa contra la vieja conducción de la Cooperativa eléctrica, por administración fraudulenta, incluyendo al actual intendente Ariel Rivero (UCR), por entonces Presidente de la entidad.

Pero el entramado es extremadamente complejo para desenmarañar en pocos renglones. Todas las líneas investigadas apuntan a que la Cooperativa fue utilizada como caja de campaña política, más allá de que alguno pueda haber engordado su patrimonio personal. Pareciera que el paso previo para ganar una elección pasa por manejar los fondos de la Cooperativa.

De allí son oriundas las hermanas Carrizo, María Soledad y María Cecilia. La primera de ellas, fue electa intendente de Quilino en el 2007 y reelecta en el 2011, cargo que dejó en 2013 tras ser electa como Diputada Nacional. Como contrapartida, su hermana “La Chechu”, como se la conoce en el ámbito político, fue puesta como Gerente de dicha Cooperativa, y luego de ser derrotada en las elecciones legislativas departamentales, el gobierno de “Cambiemos” le otorgó un cargo público de jerarquía en el organismo con atribuciones para fiscalizar a este tipo de entidades (INAES).

No es nuestra intención confundir al lector; simplemente queremos explicar esta rara coincidencia que existe entre quienes manejan la política local y su estrecha relación con la Cooperativa de Electricidad, Consumo, Obras y Servicios Públicos y Sociales de Quilino Ltda., la cual pareciera ser una condición sine qua non para alcanzar cargos públicos.

Electa como Diputada, Soledad Carrizo deja la intendencia. ¿Y quién ocupó ese cargo?: Ariel Rivero, por entonces Presidente de la Cooperativa que brinda la distribución de energía destinada a usos particulares, rurales, urbanos e industriales, incluida la provisión y mantenimiento del alumbrado público. Channn…

¿Y ahora?. ¿Qué hacemos con la Coope?. Mandaron de gerente al Presidente del Concejo Deliberante.

Distintas denuncias terminaron en una megacausa en instrucción ante la Fiscalía de Deán Funes que derivara en varios allanamientos y la posterior detención del tesorero de la Cooperativa, Marcos Delgado, quien permaneció 10 meses detenido preventivamente en la cárcel de Cruz del Eje, bajo el presunto delito de “administración fraudulenta” continuada, por ser considerando peligroso para el desarrollo del proceso de investigación.

La causa siguió su curso y derivó en nuevas imputaciones del anterior Consejo de Administración, entre ellos, el ex Presidente y actual intendente de Quilino,
Ariel Rivero, y la contadora María Cecilia Carrizo quien fuera Gerente de la Cooperativa y actual Coordinadora General del Consejo Federal y Regionales del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, organismo que debió y debe fiscalizar a dicha entidad.

A estos se suman:

– María Duartez: Secretaria de Economía de la Municipalidad, ex auditora externa de la Cooperativa;

– Rogger Figueroa: responsable de Acción Social del Municipio, presidente de la Cooperativa al momento de la imputación y Tesorero de la Asociación de Bomberos.

– Eduardo Acosta: Síndico al momento de la imputación, ex interventor de la UCR en Deán Funes, y como dato de color: ni siquiera vive en Quilino.

– Oscar Martínez: ex vicepresidente de la Cooperativa.

– Mariana López: ex tesorera de la Cooperativa y vicepresidente de la Asociación de Bomberos.

Toda esta investigación fue posible gracias a la ardua tarea llevada a cabo por el Fiscal de Instrucción Hernán Funes, hasta su fallecimiento, acaecido el pasado 1º de febrero.

Durante el pasado mes de marzo, todos los imputados fueron citados por el funcionario a cargo de la Fiscalía, Martín Bertone, a prestar declaración indagatoria, acto destinado a brindarle la oportunidad al imputado a que ejercite su defensa material, a través de su silencio o de manifestaciones verbales, referidas al delito que se le atribuye.

La mayoría de ellos se negaron a declarar, posibilidad que les asiste el Código Penal. Tras dilatar su presencia en la Fiscalía, la funcionaria Cecilia Carrizo eligió el mismo camino.

Marcando políticas de Estado

Sorprendentemente, la imputada pidió al Fiscal postergar su indagatoria debido a que tenía interés personal en acompañar al presidente del INAES, Marcelo Collomb, en diversos actos (de campaña local). Las hermanas Carrizo llevaron al funcionario nacional a reunirse con diversas Cooperativas de Oncativo, Jesús María y Colonia Caroya, donde el organismo entregó diversos subsidios, con la precaución de evitar la zona caliente de Quilino y Deán Funes. Una vergüenza.

“La Chechu” fue designada por la propia Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, en un cargo cuya misión es representar al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social ante los Organismos Provinciales con competencia en materia cooperativa y mutual, teniendo el carácter de funcionario extraescalafonario, y que recibió un beneficio excepcional del propio Presidente Macri al incluirla entre los funcionarios políticos que reciben una compensación económica por tener su residencia permanente en el interior del país a una distancia superior a los 100 kilómetros de la sede de trabajo.

No parece transparente que una imputada de administración fraudulenta de una Cooperativa ocupe un cargo jerárquico en el organismo encargado de controlarla. A fines de abril, lideró la sesión del Consejo Federal Cooperativo y Mutual que tiene como objetivo central la coordinación de las políticas de Estado sobre ambos sectores, que comprometan la acción conjunta de la Nación, las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La muerte del Fiscal

La noticia sorprendió a todos los habitantes del norte cordobés. El fiscal de Instrucción Hernán Funes fue encontrado muerto en su casa.

El deceso se trataría de una muerte natural, aunque fue investigada por la Justicia bajo la sospecha de una “muerte de etiología dudosa”. Sus compañeros se sorprendieron por la ausencia del fiscal en su lugar de trabajo y acudieron a su domicilio donde se encontraron con el cuerpo sin vida.

Funes era una persona comprometida con su pueblo por su lucha para terminar con la impunidad política de la zona. Su intervención posibilitó revelar hechos de corrupción que envolvieron a las instituciones más importantes del las localidades del norte provincial, como la investigación de la Cooperativa eléctrica de Quilino. Todos temen que el final de estas causas no sea el mismo sin este funcionario judicial.

La Fiscalía quedó a cargo del Fiscal de Instrucción de la ciudad de Cosquín, Martín Bertone.