MENDOZA : Inseguridad: no se denuncian más del 60% de los delitos

El estudio arrojó que el 63 por ciento de las víctimas no denuncia porque no cree que sirva. Sólo lo hacen quienes tienen bienes asegurados. Hay una fuerte desconfianza en la Policía y los jueces.

La primera encuesta de victimización elaborada por el Gobierno de Mendoza arrojó que el 63,1% de las víctimas no denuncia los delitos que sufre y que uno de cada cuatro habitantes fue blanco de algún tipo de delito en un año.

El estudio fue realizado por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) y el Ministerio de Seguridad. Y fue presentado ante el gobernador Alfredo Cornejo, integrantes de la Suprema Corte de Justicia, la cúpula policial y legisladores.

Además de los hechos no denunciados, llamados “cifra negra”, el sondeo generó otros datos llamativos, como que los delitos más denunciados son los robos de bienes “asegurables”. También señala que hay alta desconfianza en las fuerzas policiales y penitenciarias y que la sensación de mayor seguridad la dan el Ejército y la Gendarmería, más allá de no ser ésa su tarea específica.

La encuesta se hizo en noviembre pasado, abarcó un universo de 1.510 personas del Gran Mendoza, las que respondieron un largo cuestionario sobre su experiencia en seguridad “en los últimos 12 meses”, es decir, de noviembre de 2015 a octubre de 2016.

Está claro que el objetivo fue obtener información “para tomar decisiones”. Pero de todos modos, hubo otras metas que se buscaron. Entre ellas, establecer qué delitos son los que prevalecen, cuáles son los de mayor incidencia y cuál es la real “sensación de inseguridad”, tantas veces mencionada por los políticos.

Además, se buscó conocer cómo percibe la gente el rol de las instituciones, “caracterizar las dinámicas delictivas” y las “prácticas relacionadas con la tenencia de armas”.

Los funcionarios quisieron aclarar que es “el primer estudio serio” en Mendoza. Hay un informe previo con similitudes, de 2005 (cuando gobernaba Julio Cobos y Cornejo era ministro de Seguridad). Pero esa información provino de una encuesta nacional, o sea que fue una “desagregación”, que reveló que el 62,8% no denunciaba. “En los últimos 11 años casi no ha variado la situación”, destacaron en el Gobierno.

El estudio también muestra el ranking de denuncias, encabezado por el robo de automóviles (89%), de motocicletas (78%), autopartes (63%) y viviendas (51%). La mayoría son bienes que se aseguran, lo que obliga a denunciar.

Los que menos se denuncian son estafa (3%), corrupción (5%), ofensas sexuales (7%) y hurtos o robos “sin violencia” (18%). Según el análisis, la falta de denuncia en varios casos es porque la víctima lo considera “una pérdida de tiempo”. En el caso de la ofensa sexual, muchas personas no denuncian porque “prevalece la vergüenza”, se dijo.

El informe también arrojó que 16,6% de los hogares sufrió al menos un hecho delictivo en el último año. Se destaca el robo de autopartes (16,1%), robo en la vivienda (5,6%), de motos (3,4%) o del automóvil (1,5%).

En el caso de las personas, 23,1% de los encuestados respondió haber sufrido algún delito en un año. El hurto y el robo con violencia son los más mencionados por los encuestados. Del total de víctimas, 55% son mujeres y 45%, varones. Y 65% de todas las personas victimizadas corresponde a edades de entre 19 y 44 años, el grupo social más activo.

La encuesta también permite apreciar que 70,1% de la población tiene miedo de sufrir un delito “en el próximo año”. Lo que significa que la “sensación de inseguridad” es muy fuerte.

La gente dice sentirse más segura en las instituciones educativas (78,5%), en su casa (74,1%) o el trabajo (68,1%). Y menos segura en el cajero automático (21%), caminando de noche por su barrio (25,4%) o por la calle (24,2%).

Además cree que el consumo de alcohol en la calle (66%), de drogas (57,7%), el vandalismo (53%) o las patotas (49,5%), son razones que aumentan su inseguridad. Pero sólo 5,5% cree que la venta de armas genera falta de seguridad, algo que resaltaron las autoridades.

La percepción de inseguridad ha provocado cambios de hábitos. El 76% ya no permite que sus hijos menores de 18 años salgan, el 70% dejó de llevar efectivo en sus bolsillos y el 53% ya no sale de noche.

Finalmente, si bien hay alto conocimiento de la Policía de Mendoza (96%), sólo 36,8% confía en ella y menos aún (36,6%) se fían de los jueces. También es baja la confianza en los penitenciarios (26,7%), aunque en este caso sólo 54,4% dijo conocerlos. En contraposición, las instituciones más ponderadas para ofrecer seguridad resultaron el Ejército (73,3%) y Gendarmería (75,6%), aunque no sea su misión.

Gobernador:“Se validó lo que se dijo en campaña”

La encuesta también mostró comparaciones con otras provincias, aunque con datos extemporáneos. Así, un estudio nacional realizado en 2010 detectó que el 69% de la gente no denuncia los delitos. En 2015 Santa Fe dedujo que 64,2% de las personas no denuncia. Córdoba, con datos de 2014, tiene 65,8% de no denunciantes. Y la Ciudad de Buenos Aires (informe de 2010), 73,9%.

“No hay que alegrarse con que Mendoza no esté tan mal”, dijo el gobernador Alfredo Cornejo al analizar los datos, considerando que en la provincia falta mucho por hacer.

Por eso, tras felicitar a los funcionarios que trabajaron en el estudio y de resaltar que se hizo “con estándares internacionales”, aprovechó para mostrar parte de su tarea.

“Se ha logrado una validación científica del diagnóstico que hicimos en la campaña”, resaltó el mandatario, recordando que hasta su asunción se trabajó “con mucha improvisación”.

También destacó que el 45,2% de los encuestados culpó a la “falta de educación” como motivo de la inseguridad y el 33,12%, a “la pobreza”, ámbitos en el que debe trabajar el Estado.

Y si bien resaltó la falta de confianza en la policía y en los jueces y admitió que “la gente tiene razón”, no echó culpas.

Aunque sí habló de sus acciones para mejorar el comportamiento policial y las leyes que impulsó para agilizar el trabajo de la Justicia.